A diario estamos expuesto a diferentes estímulos, por eso es preciso cuestionar nuestros impulsos. Muchas veces tras un análisis frío y mesurado nos damos cuenta que esa “necesidad” no es real.

Sin perder de vista tu situación financiera actual elaborá dos listas, una de deseos y otra de verdaderas necesidades. Puede llamarle a este paso «ubicarse en la realidad».

Al decidir lo qué incluir en cada lista tenga en cuenta estas preguntas:

  • ¿Por qué deseo esto?
    • ¿Qué cambiaría en mi vida si no lo tuviera?
    • ¿Cuáles otras cosas cambiarían si lo tuviera?
    • ¿Qué es realmente importante para mí?
    • ¿Coincide esto con mis valores?

Este paso de definición de necesidades, es también de definición de prioridades que podrán convertir en metas.

COMPARTIR EN

Compras responsables

A diario estamos expuesto a diferentes estímulos, por eso es preciso cuestionar nuestros impulsos. Muchas veces tras un análisis frío y mesurado nos damos cu...

Pago mínimo de mi tarjeta de crédito

Es muy importante entender que el dinero que se gasta cuando se utiliza una tarjeta de crédito se está tomando prestado de la entidad emisora de la tarjeta. P...

¿Son seguras tus claves de redes sociales?

Actualmente contamos con información sensible en nuestras redes sociales, asimismo estamos expuestos a ataques cibernéticos. Por este motivo, es necesario ...